«El incremento de todas las capacidades físicas eclosiona entre los 12-15 años en chicos y 11-14 años en chicas, y el detrimento nos aborda a partir de los 30-35»
y no lo digo yo, lo dice Piaget.

¿Y qué pasa entonces? ¿Tenemos que memorizar estos conceptos e ideas y no rebatirlas? ¿Debemos sucumbir la teoría sin ser pragmáticos? Bajo esta idea un/a atleta Máster (considerado en la mayoría de los deportes a partir de los 35 años) debe postrarse en el sofá, o quizás bajar el volumen de entrenamiento aunque sobre todo la intensidad (Matveev, Bompa, principios del entrenamiento) de las cargas a límites por debajo del 40% ya que un tal Martin o Winter hace más de medio siglo así lo estableció.

David Hippensteel @davehipp o actual campeón + 60 años CROSSFIT GAMES 2018 es capaz de enlazar más de 10 muscle ups en anillas, Eva Thornton @evainsa + 50 es capaz de levantar casi 80 kgs en una barra por encima de su cabeza, y Joel Bran @joelbran +35 nadar en aguas abiertas más un sprint en 9 escasos minutos. ¿En qué momento hace 10 años os ibais a imaginar que la condición física iba a evolucionar tanto?  ¿Dónde queda la teoría sino es evidenciada por la experiencia? Pensad en un solo ejemplo de personas que conocéis a vuestro alrededor, con estas edades y con hábitos sedentarios.

Los conceptos están, pero hemos evolucionado, y debemos seguir haciéndolo. En este preciso instante os insto a preguntaros: ¿Has pensado en ti misma o en ti mismo? ¿Qué quiero ser? ¿Cómo quiero llegar? ¿Merece la pena?

Claro que sí, ser Máster es una nueva oportunidad, un ciclo cada 5 años, o así lo ve un servidor, puedes ser y vas a ser lo que te propongas, para eso están los/as entrenadores/as, para daros las herramientas adecuadas en el momento exacto, con pedagogía y criterio ,explicando todos y cada uno de los elementos que vas a utilizar, y aquí hago alusión: “a través de la experiencia”, a que si tu preparador/a no tiene comunicación contigo, sino se renueva, recicla, sino  tiene formación ni experiencia como atleta ni como preparador….estás perdiendo el tiempo, y sobre todo te estarás lesionando, y no digo físicamente solo, sino mentalmente.

Te propongo un equilibrio entre los tres pilares que yo creo fundamentales y que son el FUNCIONAMIENTO DEL ORGANISMO: (Entrenamiento, Recuperación, Alimentación, Suplementación) Fisiología y Periodización deportiva en general, tu entrenador/a debe controlar al 200% la producción de ATP así como su utilización para asegurar un rendimiento óptimo), PSICOLOGÍA (Si tiene acceso a un equipo multidisciplinar con educadores, psicólogos deportivos, coaching, y sobre todo que haya un flujo y un feedback que retroalimente tu esfuerzo y te ayude a ser objetivo/a, que te ayude a comprender desde fuera y aleje el foco del ego que a veces “me incluyo” nos invade inconscientemente), y por último que no menos importante, tus PRIORIDADES como máster, qué estáis dispuestos a sacrificar teniendo en cuenta la conciliación familiar, económica y laboral.

Me gustaría concluir este breve relato apelando a que debes encontrar el equilibrio estático de tus prioridades y dinámico de la evolución del entrenamiento que avanza a pasos inconmensurables. Es una etapa muy bonita de la vida, ser Máster es ser una persona responsable, cauta, constante y reflexiva, y no sólo un detrimento de las capacidades como vimos al inicio según ideas ya descatalogadas, al menos en mi caso y estoy seguro que el caso  de muchos y muchas, donde nos podemos llegar a encontrar con aptitudes físicas muy por encima de lo que hemos tenido nunca, por unas circunstancias u otras, gracias al ejercicio y a una gestión ordenada del mismo.

MÁSTER = STRONGER + FASTER + SMARTER